El Consumo De Alcohol, La Seguridad y Salud en la Construcción

Cada 15 de noviembre se celebra el Día Mundial sin Alcohol. Esta fecha la estableció la Organización Mundial de la Salud con la finalidad de concienciar a la sociedad sobre la necesidad de disminuir el consumo de alcohol.  En la sociedad actual sigue siendo muy elevada la prevalencia del alcohol y otras drogas. También lo es entre la población trabajadora y esto repercute en el medio laboral. Es por ello, que en este artículo trataremos el consumo de alcohol como factor de riesgo para la salud en el ámbito del trabajo y concretamente en el sector de la construcción.

 

El alcohol y la seguridad y salud en el trabajo

El consumo excesivo de alcohol provoca accidentes de trabajo. También provoca enfermedades, disminución de la productividad y absentismo laboral. Por ese motivo es un factor a tener en cuenta a la hora de establecer la planificación de la acción preventiva en las empresas.

El alcohol es una droga relativamente aceptada por la sociedad pero que ocasiona graves problemas a la salud. No obstante, siempre se ha considerado un problema en los centros de trabajo. En ese sentido, existen determinados factores que pueden favorecer el consumo de alcohol en el ámbito laboral. Por ejemplo, hay determinadas pautas sociales preestablecidas que “incitan” a la ingesta de bebidas alcohólicas.

Esto es bastante común en el sector de la construcción. Asimismo, en el sector de la construcción se realizan muchos trabajos para los que se requieren determinadas condiciones físicas de resistencia. Y estas necesidades pueden ser un estimulante para el consumo de este tipo de bebidas.  A todo ello habría que añadir la creciente oferta de bebidas alcohólicas que existen en el mercado. Es importante señalar que un entorno de trabajo con elevado riesgo psicosocial, también favorece el consumo de alcohol.

Riesgos que ocasiona en un centro de trabajo

Cabe destacar que el alcohol en el ámbito laboral genera riesgos para la salud de la persona que lo consume así como para el conjunto de compañeros. El alcoholismo genera alteraciones orgánicas que dan lugar a incapacidades temporales además de conductas de agresividad física y verbal. 

Éstas dificultan las relaciones en el centro de trabajo. Asimismo, el alcohol provoca una disminución del rendimiento. Lo cual puede ocasionar conflictos con el resto del personal. La disminución de la atención y otras consecuencias derivadas del consumo excesivo pueden ocasionar graves accidentes durante la jornada laboral.

También en los desplazamientos entre el hogar y el centro de trabajo (accidentes in itinere). Existen estudios que demuestran que las personas que ingieren bebidas alcohólicas de forma habitual, tienen tres veces más accidentes de trabajo que el resto. Las consecuencias negativas para la empresa también son reseñables. Estas pueden derivar de la bajada de rendimiento y el absentismo laboral. También influye en el aumento de los conflictos y el deterioro del clima social en la organización.

Medidas preventivas para evitar el consumo de alcohol

Existe un importante factor sociocultural asociado al consumo de alcohol. Por ese motivo, el problema se debe abordar con campañas información y concienciación. En definitiva con cultura preventiva. Dentro del ámbito de actuación de la empresa, se debería fomentar el no consumo de alcohol.

Asimismo se debería eliminar la venta de bebidas alcohólicas en el centro de trabajo (comedores, vendings, etc.). Esto ayuda a controlar el consumo de alcohol en el entorno laboral. También se pueden ofrecer a las personas afectadas, programas de abandono del consumo de alcohol.

Por otro lado, la vigilancia de la salud, sirve para detectar un daño a la salud y controlar su evolución en la persona afectada. El reconocimiento médico, estará vinculado a los riesgos inherentes al puesto de trabajo ocupado por esa persona. Se pueden realizar  reconocimientos médicos específicos para la detección del consumo de alcohol.

No obstante, existen una serie de limitaciones y matices al respecto que deberían de ser tenidos en cuenta. Se debe garantizar el cumplimiento de la legalidad vigente. También existen métodos de detección indirectos basados en la observación o en tests y encuestas. Por último, quedaría la opción de aplicar medidas disciplinarias al consumidor de alcohol en el trabajo. En este sentido hay que tener en cuenta que es obligación del empresario garantizar la seguridad y salud de los trabajadores (artículo 14 LPRL).    

 

El articulo que observo fue suministrado por la siguiente pagina, para mayor información contacte la misma:

  • Pagina: https://grupogespre.com/el-consumo-de-alcohol-y-la-seguridad-y-salud/

Created By: Ing. Nestor Luis Sánchez –  Tw: @NestorL

Ingeniero Civil Con Postgrado en Gerencia de La Construcción, Conocimiento en Mecánica de Suelos, Estructuras y Puentes.
Escritor y Investigador de Post Para Venezuela.
Contacto: https://www.linkedin.com/in/nestorluissanchez/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad