El tubo rompe carga sustituye a la tradicional Cámara Rompe Presión para conducciones, cumpliendo las mismas funciones que de este dispositivo, tiene la ventaja de requerir mínima operación y mantenimiento.

La concepción del tubo rompe carga se sustenta en los siguientes criterios:

  • El flujo es permanente y uniforme, de naturaleza turbulento (Re>2000)
  • El diámetro de la cámara de disipación de energía es 2 veces que el de la tubería de conducción (Min). La velocidad del agua se reduce a la cuarta parte, pasando el flujo de rápido (supercrítico) a lento (suscritico) produciéndose un resalto hidráulico.
  • El resalto hidráulico se desarrollada en L=6.9 (D1-D2), pero por cuestiones constructivas se asume una longitud mínima de la cámara disipadora de 1.25 m.
  • Para evitar el deterioro de las instalaciones por la vibración, el dispositivo e empotra con concreto.
  • Se ubican a cada 50 m de desnivel
  • Instalaciones con tubería PVC C-10.

La cantidad y necesidad de proyecciones de tubos rompe cargas es responsabilidad del proyectista en función al trazado de la línea y la topografía del terreno.

En condiciones dinámicas:

El agua ingresa a la cámara de disipación, se produce perdida de carga e incorporación de aire a la masa liquida a través del tubo de ventilación. Se ha observado en algunos casos fuga esporádica de agua.

En condiciones estáticas:

Cuando aguas abajo se obtura el conducto, el TRC permite evacuar el flujo hacia un cause seguro; esto evita que la tubería de conducción se cargue por encima de su capacidad admisible y falle.

Una vez instalado la estructura no necesita ningún tipo de operación y solo requiere del desbroce de maleza y pintado del pedestal.

DESCARGAR PROYECTO AQUI

 

Gracias a las personas que son autoras de estos archivos; aquellas que comparten con nosotros para difundirlos y así puedan llegar a los estudiantes e ingenieros que más lo necesitan.