¿Qué es el hormigón en realidad?

       El hormigón es básicamente una mezcla de áridos, agua y cemento. Sin embargo, cada material aporta una cualidad para formar el elemento pétreo final (hormigón).

Los áridos son en realidad piedras de diferente granulometría (más grandes y más pequeñas). A demás, se designan con un nombre distinto cada árido:

Áridos por tamaño1

 

 

 

 

 

Zandlineaal-schuin

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El agua actúa como hidratador de la mezcla, suele ser el elemento más barato de la mezcla, y por tanto, sus dosificaciones respecto al cemento (elemento más caro) son un detalle presente en cada parte del hormigón. (Desde la fabricación, inspección de la consistencia en obra…).

El cemento es un elemento conglomerante; es decir, es un material capaz de unir fragmentos de uno o varios materiales y dar cohesión al conjunto mediante transformaciones químicas en su masa que originan nuevos compuestos. Esto se debe en parte a la finura de su molido; aproximadamente del 85% al 95% de las partículas de cemento son menores de 45 micras (¡< 0,045 mm!).

Es por lo que se conoce el término cementar; el cemento mezclado con el agua forma una masa que recubre la superficie del resto de partículas. La finalidad es conseguir una serie de tamaños de partícula diferentes, de modo que los huecos de unas partículas se tapen con otras.

Cementar

 

Ha de mencionarse que el hormigón puede tener adiciones y aditivos:

Adiciones son aquellos materiales inorgánicos, puzolánicos o con hidraulicidad latente que, finamente divididos, pueden ser añadidos al hormigón con el fin de mejorar alguna de sus propiedades o conferirle características especiales. La Instrucción EHE-08  recoge únicamente la utilización de las cenizas volantes y el humo de sílice como adiciones al hormigón en el momento de su fabricación.

Aditivos son sustancias o productos que, incorporados al hormigón antes o durante el amasado en una proporción no superior al 5% del peso del cemento, producen la modificación deseada (plastificantes, fluidificantes, aceleradores, retardadores, hidrófugos, inclusores de aire…).

   En general, se pueden diferenciar porque las únicas adiciones  aceptadas (según la instrucción de hormigón estructural EHE-08) son la utilización de cenizas volantes y humo de sílice; sin embargo, los aditivos son composiciones químicas que varían una propiedad principal (o varias) del hormigón.

 

 

 

 

Fuentes: Materiales de construcción I y II

http://fomento.gob.es/

http://descom.jmc.utfsm.cl

http://es.wikipedia.org

http://www.cylex.cl/

 

 

Técnico Superior en Realización y Planes de Obra, actual estudiante de Ingeniería Civil en la Escuela Politécnica Superior de Alicante (España).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad