En el sector de la construcción, como en cualquier otra actividad laboral, el mantenimiento de unos niveles aceptables de seguridad, pasa en gran medida por conseguir unas adecuadas condiciones de orden y limpieza durante la ejecución de los trabajos.

 

 

Gran cantidad de accidentes producidos en las obras de construcción se producen por incumplir con esa regla básica en cualquier centro de trabajo. La ausencia de orden y limpieza provoca accidentes relacionados con las caídas al mismo y distinto nivel, o choques y golpes. Todos nos hemos encontrado en alguna ocasión con situaciones de riesgo asociadas a la ausencia de orden y limpieza. 

Una de esas situaciones puede ser  la acumulación de material sobrante o inservible. También nos encontramos con herramientas y materiales no ubicados en su lugar correspondiente. Acopio y almacenamiento indebido de materiales. También es habitual la presencia de sustancias en el suelo que los hagan resbaladizos.

En este sentido el artículo 10 del Real Decreto 1627/97 ya establece el mantenimiento del orden y limpieza como uno de los principios generales aplicables durante la ejecución de la obra. Asimismo, cabe mencionar otras actividades claramente relacionadas con el orden y limpieza y las situaciones de riesgo mencionadas, como son:

  • La delimitación y acondicionamiento de las zonas de almacenamiento
  • La recogida de los materiales peligrosos utilizados
  • Eliminación y evacuación de los residuos y escombros

Pero, ¿cuales son las pautas a seguir en la gestión y la organización zonas destinadas al almacenamiento y acopio?
Por otro lado, ¿dónde deben ubicarse las zonas de taller?

El objetivo será determinar cuáles son las principales medidas preventivas que consiguen reducir la cantidad de residuos y permiten implementar medidas correctoras que reduzcan el impacto negativo de estas situaciones.

A continuación, ofrecemos unas normas básicas de prevención para mantener los puestos de trabajo ordenados y limpios y contribuir con ello a un trabajo más eficiente y más seguro.

 

Consejos básicos para mantener la obra en buen estado de orden y limpieza

Para mantener un lugar de trabajo en adecuadas condiciones de orden y limpieza es indispensable una correcta organización y planificación de los trabajos a realizar en la obra. En ese sentido, será fundamental ubicar las zonas de taller y de almacenamiento en el lugar adecuado. 

Se deberá tener en cuenta el transporte de la zona de generación de residuos hasta su zona de acopio. Asimismo, se deberán tener muy en cuenta los riesgos propios de las tareas de transporte y almacenamiento. A la hora de planificar y organizar las zonas, también será importante considerar la posible interferencia con otras tareas de la obra. 

Reducir las distancias entre origen y destino de los materiales, ayudará a la hora de tomar medidas preventivas y correctivas. Se debe procurar que las zonas de acopio de materiales no se encuentren cerca de las vías de acceso de los medios de transporte y reparto procedentes de fuera de la obra.

De vital importancia será la clasificación de los productos peligrosos y sustancias químicas atendiendo a las incompatibilidades de almacenamiento. Asimismo, será importante atender a las características particulares para el almacenamiento de determinadas sustancias, como por ejemplo, la necesidad de cubetos de retención, etc. Por otro lado, la señalización de dichas zonas deberá ser la adecuada según los materiales almacenados y los riesgos de la obra, cumpliendo con lo dispuesto en el Real Decreto 485/1997 de Señalización en materia de seguridad y salud.

 

Pautas básicas de orden y limpieza

Como hemos visto, la planificación es importantísima para evitar situaciones de riesgo relacionadas con las zonas de acopio y almacenamiento. No obstante, como pautas generales a tener en cuenta para mejorar el orden y limpieza en el centro de trabajo podríamos destacar aspectos tales como

  1. Eliminar lo innecesario y clasificar lo útil
  2. ACONDICIONAR LOS medios PARA GUARDAR y LOCALIZA
  3. Evitar ensuciar y limpiar después
  4. Favorecer el orden y la limpieza

La aplicación de estas recomendaciones se verá reflejada en el estado global de la obra en materia de orden y limpieza. Por ello deberá ser tenido en cuenta siempre en las inspecciones de seguridad y salud y en las visitas técnicas a obra del coordinador.

Influirá directamente en el nivel de riesgo de accidente, tal y como hemos comentado al principio. También sería importante tener en cuenta, junto con los aspectos que hemos mencionado en este artículo, todo lo relacionado con la normativa específica de gestión de residuos.

Se debe conocer bien cuáles son las disposiciones que aplican a cada trabajo y las responsabilidades derivadas de ello.  

 

El articulo que observo fue suministrado por la siguiente pagina, para mayor información contacte la misma:

  • Pagina: https://grupogespre.com/orden-y-limpieza-almacenamiento-y-acopio/

Created By: Ing. Nestor Luis Sánchez –  Tw: @NestorL