aeropuerto

Podemos diferenciar dos zonas principales dentro de un aeropuerto: el área de movimiento o “lado aire”, y el área terminal o “lado tierra”. Además, también son necesarias instalaciones radioeléctricas para la ayuda de aterrizajes y despegues, los accesos terrestres a la terminal, etc.

Dentro del área de movimiento podemos encontrar las zonas de aterrizaje y despegue de aeronaves, el área de maniobras que conectan las zonas de estacionamiento y las pistas del aeropuerto, y las plataformas de estacionamiento de las aeronaves.

En cuanto al área terminal, está dividida en tres infraestructuras principales. En primer lugar el edificio terminal, encargado de facilitar el intercambio modal de los diferentes métodos de transporte. En segundo lugar la torre de control, zona de operaciones que vigila el tráfico aéreo, y por último los servicios de salvamento y contraincendios necesarios en caso de accidentes.

Ahora puedes formarte en este área con el Máster en Proyecto, Construcción y Explotación de Infraestructuras Aeroportuarias.

Si quieres conocer más acerca de las infraestructuras que componen un aeropuerto, en el Blog de Structuralia se profundiza más en el tema con el artículo “Principales infraestructuras que conforman un aeropuerto“.