Más sobre Geoingeniería y las tecnologías relacionadas con el cambio del clima

La geoingenieria y las tecnologías relacionadas con el cambio del clima son un proyecto tan controvertido como peligroso. Sus defensores aducen una gran cantidad de ventajas, de carácter científico, geofísico, militar y sobre todo de conservación de la Tierra. A pesar de todos esos beneficios, los detractores del proyecto están convencidos de que el mismo podría tener consecuencias catastróficas para nuestro planeta, desde arriesgadas modificaciones en la ionosfera, hasta la manipulación de la mente humana.

Es válido aceptar que esta nueva disciplina parece sacada de la ciencia ficción, y a pesar de las maravillas que, se afirman, se logrará con esta tecnología, tiene sus dificultades. Siendo así, que hay quienes afirman que puede ser peligroso que el hombre juegue a ser Dios, cambiando a sus deseos los fenómenos atmosféricos.


Se debe tener en cuenta, que algunas actividades comprendidas en la geoingeniería ya están siendo realizadas en algunos lugares del planeta. En representación de ello, está el caso de los juegos olímpicos de Pekín (2008), en donde se lanzó Yoduro de Plata (efecto de condensación) y diatomita (utilizada para la filtración del agua) a la atmosfera, para evitar que llegasen precipitaciones que pudieran complicar los juegos durante el transcurso de los mismos, y para purificar el aire de la ciudad.

Precisamente por casos como los de Pekín y de los Chemtrails, además de sus posibles consecuencias, es que las personas del común no pueden seguir ignorando esta controversia. De ahí que, este texto adquiere su finalidad: que las personas conozcan y analicen la geoingenieria desde diferentes puntos de vista sin dejar de lado los factores éticos, ambientales, culturales, políticos, económicos para que así, tomen una posición crítica que pueda aprobar o desechar la idea de la geoingeniería.

EXPANSIÓN GLOBAL DE LA GEOINGENIERÍA

Nubes artificiales para evitar escapes de metano en el Ártico

Un eminente ingeniero de Reino Unido sugiere que se construyan torres para blanquear las nubes en las Islas del estrecho de Bering como una “solución técnica” para el calentamiento en el Ártico, los científicos del Reino Unido les dijeron a los parlamentarios que la posibilidad de que haya una liberación de metano provocada por el derretimiento del hielo ártico constituye una “emergencia planetaria”.

En unos pocos años, el hielo marino del Ártico podría desaparecer durante los meses de septiembre. El área de océano Ártico que queda cubierta de hielo cada verano se ha reducido significativamente en las últimas décadas, ya que las temperaturas del aire y del mar han aumentado. Lo que más les preocupa a algunos científicos es la disminución del volumen de hielo. Un análisis de la Universidad de Washington, en Seattle, que utilizó los datos de espesor de hielo recogidos por submarinos y satélites, sugiere que podría haber meses de septiembre sin hielo dentro de pocos años, “En 2007, el agua (frente al norte de Siberia) se calentó aproximadamente 5 grados centígrados en el verano”, dijo Peter Wadhams, profesor de física oceánica de la Universidad de Cambridge.

Uno de los problemas que la desaparición del hielo provoca es la aceleración de la liberación del metano que está atrapado actualmente en el fondo del mar, el metano es un gas de efecto invernadero mucho más potente que el dióxido de carbono, “Con estas emisiones de gases de efecto invernadero, podría haber un calentamiento de 9 o 10ºC en el Ártico”.

Sin embargo, el pionero de energía Stephen Salter ha demostrado que el bombeo de agua de mar hacia la atmósfera podría enfriar el planeta, dando solución a la reducción de la superficie del hielo. La idea original era blanquear las nubes desde barcos, pero también puede hacerse desde la tierra. Las localidades favorecidas por la propuesta serían las Islas del estrecho de Bering, allí se construirían las torres desde donde, en verano, el agua de mar se bombearía hasta la parte superior utilizando algún tipo de energía renovable, y saldría por unas boquillas que producen unas gotas muy pequeñas, las finas gotas de agua de mar serían núcleos alrededor de los la energía cuales el vapor de agua podría condensarse, esto haría que las gotas de las nubes fueran más pequeñas, lo que significa que se verían más blancas y devolverían la luz solar hacia el espacio, enfriando a la Tierra.

Científicos reconocen fracaso reiterado en las metas para reducir emisiones

El mundo necesita un plan B porque los responsables políticos no están reduciendo las emisiones de carbono, así lo considera un informe de Naciones Unidas. Por primera vez, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático parece asumir un discurso más realista y admite que es necesario pensar en cómo mitigar la acumulación atmosférica de gases de efecto invernadero. Según el panel de expertos, si los gobiernos sobrepasan por mucho sus metas a corto plazo, tendrán después que reducir el dióxido de Carbono incluso más rápido para que el cambio climático no se vaya de las manos.

El nuevo punto de vista con el que discuten científicos y funcionarios, reconoce el fracaso repetido de los gobiernos sobre cambio climático. Si fallan nuevamente, dicen los científicos, tendrán que extraer directamente de la atmósfera, para ello, se menciona la utilización de una nueva técnica que involucra la incineración de biomasa (árboles, desechos vegetales o madera) para generar electricidad. Pero la inclusión de esta técnica, conocida como bioenergía con captura y almacenamiento de carbono (BECCS) y que aún no ha sido probada en la escala necesaria, genera dudas sobre su efectividad en los grupos de defensa del medio ambiente. La implementación de BECCS es sujeto de incertidumbre científica, esta actividad hace parte de un grupo más amplio de tecnologías experimentales de geoingeniería que se proponen extraer el dióxido de carbono del aire, sobre las que los autores del informe advierten que tienen sus riesgos, si salen mal, podrían dañar bosques y ecosistemas.

https://www.youtube.com/watch?v=EC8UCAWpGHE

Nubes de sal o Espejos en la luna

Muchas propuestas de ingeniería verde para reducir el impacto del cambio climático son técnicamente viables, ha concluido un estudio de la sociedad del reino unido, “los abordajes de la geoingenieria podrían ser efectivos”, dicen los autores del informe.

Algunos de los proyectos de geoingenieria a los que se refiere el estudio, podrían eliminar el dióxido de carbono de la atmosfera, así como desviar los rayos solares del planeta. Las ideas, van desde la instalación de espejos gigantes en el espacio hasta la creación de enormes esponjas que absorban y limpien el aire.

Sin embargo, estudios advierten que el potencial de estas actividades no deben distraer a los gobiernos del objetivo de reducir las emisiones de los gases que provocan el efecto invernadero, “Aunque suenas bastante ambiciosos, muchos de los esquemas tienen merito potencial, deberían investigarse más”, dice la Sociedad Real del Reino Unido (UKRS).

A pesar de que varios personajes que han abarcado el tema han afirmado muchas veces que la geoingenieria y sus consecuencias son el precio que tendremos que pagar por fallar a la hora de prevenir el cambio climático, los autores del informe añaden que la tecnología disponible para abarcar estos diseños apenas está en desarrollo y que aún no se conoce su eficiencia, costo e impacto ambiental. Incluyendo también la tecnología de inyección de hierro al océano para fomentar el crecimiento y la reproducción de algas que podría provocar daños considerables a la vida marina y las reservas de agua dulce en los estuarios y las costas.

Fuente: https://geoingenieria-cts.weebly.com/

Más noticias:

Razones para oponerse a la geoingeniería

Ing. Sheila C.S.S.

Administradora de | CivilGeeks.com

Comments (1)

  • Reply Segundo Rodriguez - 4 diciembre, 2017

    importante articulo que la humanidad debe conocer

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad