El proyecto para el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM)

1

fue anunciado el 2 de septiembre de2014 por el Presidente de México Enrique Peña Nieto, que se construirá el en la Zona Federal del Ex-Vaso de Texcoco.1 Por sus características, desde su primera fase será el aeropuerto más grande y moderno de América Latina, contando con tres pistas paralelas de operación simultánea y un edificio terminal con capacidad para atender 50 millones de pasajeros al año;[cita requerida]en su fase de máximo desarrollo contará con seis pistas de aterrizaje de operación triple simultánea y capacidad para atender hasta 120 millones de pasajeros anuales. El diseño arquitectónico estuvo a cargo del arquitecto inglés Norman Foster en colaboración con el mexicano Fernando Romero.

Antecedentes

Desde la década de los 90, el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México ya presentaba situaciones de saturación. Por lo que, en 2001, el gobierno del ex presidente Vicente Fox anunció la convocatoria para la construcción de un nuevo aeropuerto para la Ciudad de México.

Se presentaron dos proyectos: uno, que pretendía la construcción del nuevo aeródromo en Tizayuca, Hidalgo; y el otro, en la Zona Federal del Ex Vaso de Texcoco, en el Estado de México. Las autoridades optaron por la segunda propuesta. Entre los argumentos a favor están la inutilidad agrícola del páramo texcocano (debido a su alta salinidad), que una parte de los terrenos ya eran propiedad federal y que una parte de los recursos financieros obtenidos por la operación del aeropuerto serían destinados al Proyecto Texcoco.

El inconveniente de la segunda propuesta consistió en que el Gobierno Federal no era el propietario de todos los terrenos que se requerían para el proyecto, por lo que se tomó la decisión de expropiar predios de varios ejidos de municipios del oriente del Estado de México. Sin embargo, el precio que se pretendía pagar como indemnización por la expropiación era muy bajo, lo que generó inconformidades que fueron mal atendidas y llevaron a varios de estos pueblos a levantarse en protesta contra el gobierno federal. Encabezados por los ejidatarios de San Salvador Atenco –cabecera del municipio de Atenco–, miembros de otros ejidos se opusieron a la construcción de la terminal aérea, logrando –a base de protestas en que salieron a relucir sus machetes campesinos– que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes se desistiera de la construcción del aeropuerto enagosto de 2002, luego que un ejidatario de San Salvador muriera en un enfrentamiento contra la Policía Federal Preventiva.

Las obras del nuevo aeropuerto comenzaron formalmente el 1 de septiembre del 2015. Se iniciaron conjuntamente las actividades como las terracerías, la cimentación, las instalaciones sanitarias y eléctrica, a través de diversas compañías industriales y constructoras.

Características

El Nuevo Aeropuerto estará ubicado en los Terrenos Federales del Ex-Vaso de Texcoco, a 14 kilómetros del centro de la Ciudad de México y a 10 kilómetros del actual aeropuerto. Será construido en una superficie de 4,430 hectáreas que son propiedad del Gobierno Federal, por lo que no será necesario expropiar tierras de ejidos colindantes.

En una primera fase, el NAICM contará con un edificio terminal de 550,000 metros cuadrados con 94 puertas de contacto más 42 posiciones remotas y tendrá tres pistas paralelas que podrán operar simultáneamente; con esta infraestructura tendrá capacidad para 50 millones de pasajeros y atender hasta 550,000 vuelos cada año. Para su fase de máximo desarrollo tendrá otro edificio terminal, así como seis pistas de operación triple simultánea y podrá atender hasta 120 millones de pasajeros.

La propuesta del proyecto ganador, encabezado por el mexicano Fernando Romero en conjunto con Norman Foster de Foster and Partners, está basada en la creación de una sola terminal, con lo que se minimizan costos y tiempo de construcción. Asimismo, será el primero en el mundo que contará con la certificación LEED Platino, la más alta que se concede internacionalmente.

2

Diseño

Tendrá un diseño futurista y al mismo tiempo tendrá elementos que evocarán el símbolo mexicano por excelencia: un águila devorando una serpiente sobre un nopal. En su etapa final contará con un total de seis pistas simultáneas para mover a 120 millones de pasajeros al año.

Uno de los temas que más se ha destacado es el diseño del edificio central del aeropuerto, que según dijo Norman Foster al presentar el proyecto se edificará con materiales ligeros y con poco impacto al medio ambiente. Por ejemplo, el sistema de ventilación utilizará muy poca electricidad. “El clima en Ciudad de México es tal que durante casi la mitad del año podemos trabajar con el aire a temperatura ambiente”.“El resto del año con un mínimo de calefacción y enfriamiento de aire”, indicó Foster.


SUMINISTRADO:

El articulo que observo fue suministrado por la siguiente pagina, para mayor información contacte la misma:

  • Pagina: https://es.wikipedia.org/wiki/Nuevo_Aeropuerto_Internacional_de_la_Ciudad_de_M%C3%A9xico

Created By: Ing. Nestor Luis Sánchez –  Tw: @NestorL