El Enfoque en la Solución del Problema

"Enfrenta la realidad como es". A veces un cambio de paradigma ayuda a resolver mejor el problema
“Enfrenta la realidad como es”. A veces un cambio de paradigma ayuda a resolver mejor el problema

¡Interesante! A veces, especialmente en momentos de dificultad, no cae nada mal un cambio de percepción, un punto de vista diferente puede enriquecer enormemente el abordaje que le demos a un problema. Llegó hoy a mi correo esto hoy por la mañana y pensé en compartirlo con ustedes.

Problema 01. 

Cuando la NASA comenzó con el lanzamiento de astronautas al espacio, descubrieron que los bolígrafos no funcionarían sin gravedad (o con gravedad cero), pues la tinta no bajaría hasta la superficie en que se deseara escribir.

Solución A) Resolver este problema, les llevó 6 años y 12 millones de dólares. Desarrollaron un bolígrafo que funcionaba: bajo gravedad cero, al revés, debajo del agua, prácticamente en cualquier superficie incluyendo cristal y en un rango de temperaturas que iban desde abajo del punto de congelación hasta superar los 300 grados centígrados.

Solución B) ¿Y qué hicieron los rusos? ¡Los rusos utilizaron un lápiz!

Problema 02.

Uno de los más memorables casos de estudio de la gestión japonesa fue el caso de la caja de jabón vacía, que ocurrió en una de las más grandes empresas de cosmética de Japón. La compañía recibió la queja de un consumidor que compró una caja de jabón y estaba vacía. Inmediatamente las autoridades aislaron el problema a la cadena de montaje, que transportaba todas las cajas empaquetadas de jabón al departamento de reparto. Por alguna razón, una caja de jabón pasó vacía por la cadena de montaje. Los altos cargos pidieron a sus ingenieros que encontraran una buena y rápida solución del problema.

Solución A) De inmediato, los ingenieros se lanzaron a su labor para idear una máquina de rayos X con monitores de alta resolución manejados por dos personas y así vigilar todas las cajas de jabón que pasaran por la línea para asegurarse de que no fueran vacías. Sin duda, trabajaron duro y rápido.

Solución B) Cuando a un empleado común en una empresa pequeña se le planteó el mismo problema, no entró en complicaciones de rayos X, robots, equipos informáticos o complicados; en lugar de eso planteó otra solución: Compró un potente ventilador industrial y lo apuntó hacia la cadena de montaje. Encendió el ventilador, y mientras cada caja pasaba por el ventilador, las que estaban vacías simplemente salían volando de la línea de producción.

Problema 03.

Un magnate hotelero viajo a una ciudad Hindú por segunda vez a un año de distancia de su primer viaje, al llegar al mostrador de un hotel inferior en estrellas a los de su cadena, el empleado le sonríe y lo saluda diciéndole: Bienvenido nuevamente señor, que bueno verlo de vuelta en nuestro hotel; sorprendido en gran manera ya que a pesar de ser una persona tan importante, le gusta el anonimato y difícilmente el empleado tendría tan buena memoria para saber que estuvo allí un año antes, quiso imponer el mismo sistema en su cadena de hoteles ya que ese simple gesto lo hizo sentir muy bien. A su regreso inmediatamente puso a trabajar en este asunto a sus empleados para encontrar una solución a su petición.

Solución A) La solución fue buscar el mejor software con reconocimiento de rostros, base de datos, cámaras especiales, tiempo de respuesta en micro segundos, capacitación a empleados, etc. Etc. Con un costo aproximado de 2.5 millones de dólares.

Solución B) El magnate prefirió viajar nuevamente y sobornar al empleado de aquel hotel para que revelara la tecnología que aplican. El empleado no acepto soborno alguno, sino que humildemente comento al magnate como lo hacían, el dijo: “Mire señor, tenemos un arreglo con los taxistas que lo trajeron hasta acá, ellos le preguntan si ya se ha hospedado en el hotel al cual lo está trayendo, y si es afirmativo, entonces cuando el deja su equipaje aquí en el mostrador, nos hace una señal, y así se gana un dólar”.

Problema 04. (Uno de mi experiencia profesional)

Íbamos una vez de misión mi ex jefe, una compañera de trabajo y yo, a realizar el diagnóstico de un sistema de saneamiento a un pequeño pueblo como a una hora de la capital, donde no había sede de la empresa de aguas nacional. Como íbamos con nuestros propios medios no sabíamos la ubicación del sitio del tratamiento (que constaba, a la sazón, de un tanque Imhoff), por lo que habríamos de preguntarle a los habitantes de la zona sobre su localización exacta.

Solucion A (Mi solución): Detener a un paisano y preguntarle (con la docta propiedad de un ingeniero): “Disculpe, ¿Sabe usted dónde queda el tanque Imhoff?”. Todavía recuerdo la cara de enfado del tipo, como si lo estuviera insultando en una lengua que el desconocía. (Mi jefe y mi compañera, se doblaron de la risa).

Solución B (Solución de mi Jefe): Preguntar: “¿Sabe dónde queda la pila de aguas negras?”. Al señor se le iluminó el rostro con una sonrisa e inmediatamente nos indicó el camino correcto. Moraleja: ¡No compliques tu trabajo!  Concibe la solución más simple al PROBLEMA. Aprende a centrarte en las SOLUCIONES y no, en los PROBLEMAS. Un cambio de paradigma siempre es útil para acertar en una solución más adecuada.

Hondureño, Trabajo como Consultor independiente en Agua Potable, Saneamiento, Carreteras, SIG y CAD.

Comments (2)

  • Reply juan jose ramirez gonzalez - 15 agosto, 2012

    muy buen reportaje felicidades

  • Reply ROGER - 17 mayo, 2014

    EXCELENTE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad