BIOCONSTRUCCIÓN

La construcción de una obra civil genera un gran impacto en el medio ambiente que nos rodea. La Bioconstrucción persigue minimizar los trastornos, al mismo tiempo que viabiliza un desarrollo sostenible que respete la biodiversidad ambiental; un desarrollo que sea generador y regulador de los recursos empleados en conseguir un hábitat saludable y en armonía con el contexto.

Reciben el nombre de bioconstrucción los sistemas de edificación o establecimiento de viviendas, refugios u otras construcciones, construidos mediante materiales de bajo impacto ambiental o ecológico, reciclados o altamente reciclables, o extraíbles mediante procesos sencillos y de bajo costo como, por ejemplo, materiales de origen vegetal.  Se presentan estos sistemas como alternativas a las industrias contaminantes y para crear edificios de bajo impacto ambiental, y generalmente de menor costo de fabricación. Debe entenderse como menos costo de construcción la posibilidad de la autoconstrucción, es decir, que el usuario construya su vivienda.

En el caso de la construcción de viviendas, estas deben adaptarse e integrarse a nosotros totalmente como una tercera piel; brindarnos cobijo, abrigo, salud; la bioconstrucción integra todas estas necesidades, al mismo tiempo que posibilita un mundo sustentable; estos son algunos de los principios en los que se basa dicho principio:

1) La ubicación adecuada de la vivienda deberá evitar, en lo posible,  tanto la proximidad de fuentes emisoras de contaminación (fábricas contaminantes, transformadores eléctricos, tendidos de alta tensión, grandes vías de comunicación, etc.), como el asentamiento sobre fallas geológicas, derechos de vía, ductos o corrientes de agua. También deberán evitarse lugares donde el hombre ponga en peligro algún ecosistema. Y siempre evitar la modificación del campo magnético natural.

2) El proyecto debe integrarse a su entorno más próximo: morfología del terreno, construcciones adyacentes, estilos arquitectónicos tradicionales de la zona. Esto constituye un todo al cual la construcción debe incorporarse en forma armónica.

3) Las necesidades y/o deseos  del usuario, deben ser  funcionales y acordes al desarrollo de su forma de vida.

4) Es imprescindible  considerar la adecuada distribución de espacios, el diseño arquitectónico, los estudios bioclimáticos, funcionales y de ahorro energético. Una buena orientación es clave para optimizar los recursos.

5) Empleo de materiales biocompatibles e higroscópicos (materiales que tienen la propiedad de absorber y exhalar la humedad según el medio en que se encuentran), que faciliten los intercambios de humedad entre la vivienda y la atmósfera.

6) Optimización de recursos naturales. El aprovechamiento de la  luz solar, la climatización natural, el ahorro de agua (uso del agua de lluvia) son algunos de los recursos señalados; también la implementación de energías renovables aprovechables en el sitio determinado, por ejemplo el aprovechamiento y explotación de la energía solar, la energía eólica y la utilización de biodigestores

7) Implantación de sistemas para el ahorro energético. Utilización de la Bioclimática, a través de sistemas de captación solar pasiva, galerías de ventilación controlada, sistemas vegetales hídricos reguladores de la temperatura y la humedad.

8) Equipamiento de mobiliario de bajo impacto y configuración ergonómica, electrodomésticos de bajo consumo y baja emisividad electromagnética. Se debe buscar  la disposición óptima del mobiliario que conjugue las formas y funciones en un contorno geométrico.

9) Programa de recuperación de residuos y/o depuración de vertidos. Separación de residuos en origen (programa de reciclado para los sólidos-envolventes y de compostaje para los orgánicos, vermicultura); depuración de las aguas residuales para su posterior utilización en riego, huertos orgánicos. Instalación de sistemas de captación y almacenamiento de agua, así como el tratamiento de aguas residuales reutilizables gracias a un sistema de filtros y drenajes lo cual minimiza y mejora el consumo.

Un aspecto muy importante es que éste tipo de construcción utiliza alrededor del 10 % de la energía que normalmente demanda la construcción de una vivienda, si se tiene en cuenta la empleada en cada uno de los procesos de transformación de los materiales de construcción (ejemplo: cemento, cerámicos, plásticos … ) y la correspondiente a calefacción, enfriamiento e iluminación de una vivienda.

 

Soy agrónomo creo en el manejo holístico aplicado a todos los aspectos de la vida... Ningún evento es aislado, su efecto tampoco... Actualmente trabajo utilizando la hidrología aplicada al desarrollo urbano (aplicando las enseñanzas de mis maestros en forma inversa :o) :o).

Comments (3)

  • Reply DeLonghi D895UX Roto - 29 septiembre, 2011

    Empleo de materiales biocompatibles e higroscópicos (materiales que tienen la propiedad de absorber y exhalar la humedad según el medio en que se encuentran), que faciliten los intercambios de humedad entre la vivienda y la atmósfera.

  • Reply mackenson bonnet - 16 julio, 2013

    je veux aprendre un peu de chose sur equipes et materieles de construction

  • Reply ginny - 28 julio, 2014

    Como hago para obtener este libro

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad