Efecto de la deforestación sobre el coeficiente de escurrimiento.

Las perturbaciones en la cuenca como incendios con fines agrícolas o accidentales, plagas, desmonte, explotación forestal, etc… contribuyen significativamente a la disminución de la vegetación primaria y a un incremento de la vegetación secundaria, suelos desnudos y por consiguiente a la erosión del mismo.
Efecto de la deforestación sobre el coeficiente de escurrimiento.

La erosión hídrica modifica las condiciones hidrológicas del ecosistema con la contaminación de aguas superficiales, una menor retención de humedad y el azolvamiento de terrenos e infraestructura aguas abajo. Incrementa tambien los coeficientes de escurrimiento al existir menor oposición de la superficie del suelo al agua escurrida y una menor infiltración, de esta forma el gasto o caudal, al no ser calculado y controlado efectivamente, o por situaciones climáticas inesperadas, provocan inundaciones de tal magnitud que afectan de forma significativa ecológica, económica y socialmente al entorno de la cuenca. En toda cuenca hidrográfica la acción de la gravedad, hace correr al agua de la lluvia a una velocidad, y con una fuerza, directamente proporcional al gradiente de la ladera.

De manera general se ha observado que ninguna instancia está administrando las intervenciones en la cuenca, para cuidar que los cambios en el uso de suelo no sólo generen beneficios individuales a nivel de las unidades de producción, sino que también eviten a nivel de la cuenca los efectos negativos en las partes bajas por la inadecuada regulación del movimiento del agua desde las partes altas.

El manejo de una cuenca es el manejo de los recursos naturales de un área de drenaje cuyo objetivo principal es la producción y protección de los suministros de agua y los recursos bajados en el agua, incluyendo el control de la erosión, las inundaciones y los valores estéticos asociados con el agua. La definición anterior, es solo aplicable a los ecosistemas; sin embargo, considerando el grado de intervención del hombre en el manejo de los recursos naturales en el desarrollo de los agroecosistemas, el concepto de manejo integral de cuencas es más amplio, es considerado un proceso de formulación y desarrollo de actividades que involucran los recursos naturales, agrícolas y humanos de la cuenca, considerando también los factores sociales, económicos e institucionales de la misma. El manejo de cuencas es concerniente con el control del agua y particularmente con el control del agua transferida de las partes altas a las bajas del área tributaria de un río, esto puede afectar directamente a todas las personas que viven en el área de la cuenca.

Por consiguiente se recomienda el manejo integral de cuencas como un método par el mejor aprovechamiento de los recursos naturales y reducción de escurriminetos mediante:

  • Sistema de Conservación del Suelo y Agua que permitan un control adecuado de la erosión hídrica en las partes altas y terrenos intermedios.
  • Sistemas de Drenaje Superficial para el manejo y aprovechamiento de escurrimientos superficiales en la red de drenaje natural del sistema hidrológico y disminuir el riesgo de inundaciones.
  • Sistemas para el aprovechamiento de la humedad residual del suelo en el desarrollo de la agricultura, de humedad en terrenos de planicie o suelos arcillosos.
  • Sistemas de drenaje superficial controlado para el manejo y aprrovechamiento del nivel freático del agua subsuperficial en los terrenos agrícolas de planicie con nivel freático somero.
  • Sistemas de riego y drenaje para el uso adecuado del agua.
  • Sistemas de agua potable y saneamiento para el abastecimiento de agua potable a comunidades y centros de población y el tratamiento de sus descargas. estos entre otros puntos.

Soy agrónomo creo en el manejo holístico aplicado a todos los aspectos de la vida... Ningún evento es aislado, su efecto tampoco... Actualmente trabajo utilizando la hidrología aplicada al desarrollo urbano (aplicando las enseñanzas de mis maestros en forma inversa :o) :o).

Comments (3)

  • Reply Yuri Villavicencio-Fdez - 19 agosto, 2011

    Hola nuevamente amigo Eric. Me gustó mucho tu post. Muchos de los desastres que vemos a diario en las noticias tienen que ver más con la deterioro de los sistemas de cuencas, que con el famoso “calentamiento global”. Hay que mencionar también los efectos sobre las fuente energía hidroléctrica y abastecimiento de AP, debidos al azolvamiento.
    Y que como en todo es mejor prevenir el deterioro. Tratar de remediar los daños sobre una cuenca dañada es asunto de décadas en muchos casos.

  • Reply Eric E. Andrade A. - 20 agosto, 2011

    Maestro Villevicencio…
    Muchas gracias por tu comentario… Efectivamente es muco más sano y económico prevenir que remediar… Pero para poder prevenir debemos tener y despertar conciencia sobre la conservación y/o mantenimiento de la armonia con el medio ambiente…

  • Reply Yuri Villavicencio-Fdez - 20 agosto, 2011

    Si pero si no comenzamos a hacer conciencia, el daño se va incrementando. Yo creo que la gente no se ha dado cuenta de cuanto paga directamente e indirectamente como consecuencia de este problema. Yo hace tiempo publiqué algo a este respecto en la prensa local, adaptado a la ciudad de Tegucigalpa y creo que habrá que reproducirlo aqui.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad