En este post intentaremos, como se dice coloquialmente, “arreglar un poco el país”.

En España estamos pasando unos años bastante malos por la crisis y la mayoría la estamos sufriendo en nuestras propias carnes.

Esto nos obliga a hacer cosas, que si lo pensamos con frialdad, algunas no son del todo malas. Por ejemplo, meternos en el mercado internacional, lo que nos conduce a calentarnos la cabeza con normativas que desconocemos,  tipologías constructivas que pueden diferir notablemente respecto a lo que acostumbramos a tratar…

costo diseno

Sin embargo, una crisis tiene más cosas malas que buenas; una de ellas son los honorarios que percibimos por un cálculo de estructura, cuando conseguimos, eso sí, que alguno de los pocos que se hacen llegue a nuestras manos.

En España, en general, los técnicos no tenemos la valoración que podríamos recibir en otros países. Únicamente hay que ver en otros países cómo se trata el tema técnico. Aquí no hay un ingeniero para instalaciones y otro para estructuras.  Sin embargo, según el país, puede llegar a haber uno para cada tipo de instalación (electricidad, climatización…) y no sólo eso, sino que hay uno especializado en la cimentación y otro para la estructura.

Aquí no; como uno lo puede llegar a hacer todo… se puede apretar hasta la extenuación:

– Si nos contrata el cálculo otro técnico, irá tan asfixiado con los honorarios de proyecto que nos dirá que sólo nos puede pagar la friolera de…

– Si tratamos con el promotor, nos pedirá “el papel” (en lenguaje técnico “proyecto”) que necesita para la licencia y poder empezar la obra.

– Si tratamos con la constructora, únicamente verá kilos de acero, consumo de hormigón…. no las horas que hemos estado ya afilando el lápiz.

– Si tratamos con la Administración, en general, y dando ejemplo de lo que está ocurriendo…ya te pagaré.

Pero señores:

¿Acaso invertimos menos horas en hacer un cálculo, para manejar la mitad de los honorarios que hace pocos años?

¿Acaso hemos dejado de tener responsabilidad sobre nuestro trabajo y por eso podemos tirar los precios por el suelo?

¿Acaso la normativa es cada vez más sencilla y a su vez los trabajos?

¿Es que la gasolina sale más barata? ¿Y la luz? ¿Se pagan menos impuestos?

Yo particularmente estoy harto de oir frases que a todos nos sonarán como:

“…Es que Jaimito me lo hace por menos”

“Si eso lo haces tú en un rato…”

“Le das al botón y sale solo…”

No seamos cutres. No olvidemos lo que nos ha costado sacar la/las carreras. Y, sobre todo, no seamos ingenuos. ¿Pensamos que no tenemos responsabilidad porque no firmamos? Que nadie se lleve a engaño. Aunque no firmemos, somos responsables de nuestro trabajo, ya que luego, si hay un problema y una reclamación/demanda, el que firma puede revertir contra nosotros, simplemente por haber una relación contractual.

Espero que estas líneas, aunque no sean todo lo técnicas a lo que estamos acostumbrados a escribir en Estructurando, sirvan para hacer un llamamiento a nuestra comunidad técnica y que dejemos de tirarnos piedras sobre nuestro tejado, y cuidemos y valoremos un poco más nuestro oficio, que no es fácil.

BOIXADER

Visto en: www.estructurando.net