Falla (Spalling) en muro de Fábrica de Ladrillo

La principal idea de generar unas fichas para la toma de datos en obra es la de no olvidarse de recavar toda la información necesaria; en ese sentido hay que generar una ficha adecuada a los elementos que vamos analizar, en esta ocasión veremos una dedicada a la mampostería, Muros y Fachadas.

Olvidarnos de dar un código a nuestro proyecto servirá para recordarnos lo que son problemas.

Ficha de toma de datos de Defectos en Muros y Fachadas

Primero, como siempre, será identificar el elemento sobre el cual vamos a recavar los datos; por tanto como en casos anteriores incluiremos su función estructural, su situación, y en este caso tendremos que indicar si se trata de fachada exterior o principal, fachada interior, muro de medianería, tabique húmedo (separación de baños y cocina), muro de carga interior o cualquier otro como muro interior standard, pladur, madera, etc. Todo lo antes recogido nos permitirá acotar la importancia de los defectos en función de la importancia estructural del elemento, lo que marcará de forma específica el nivel de rehabilitación que vamos a necesitar.

A continuación definiremos el tipo de material de que está hecho el muro, hay muchas opciones ladrillo, bloques de mortero de cemento, hormigón en masa, hormigón armado, panel tipo pladur (yeso-cartón, madera, corcho-madera, etc.), piedra, fenólicos, una gran variedad comercial difícil de enumerar.

Zona Izquierda de la Ficha de Muros y Fachadas

Tenemos un apartado específico para la humedad, ya que en un elevado caso es el agente que provoca un gran número de las patologías en muros y fachadas. Si detectamos humedad en el muro, deberemos determinar la posición, altura y extensión o ancho de la humedad, si se ha producido desconchado en la zona húmeda, si se presentan eflorescencias, o si hay aparición de moho; datos todos estos que nos permitirán acotar la intensidad y tiempo del proceso de humectación del muro y el el estado real de degradación actual del mismo.

A continuación tomaremos los datos correspondientes a las pérdidas de revestimiento en el caso de que este exista, al igual que el apartado de humedad nos permitirá acotar la intensidad del daño provocado por diferentes agentes atmosféricos o de otro origen.

Tenemos en nuestra ficha un recuadro para “opinar” sobre el defecto encontrado, deberemos establecer en base a nuestra experiencia si el defecto se encuentra activo, es decir si se trata de humedades, si estas siguen produciéndose o ya han cesado, en el caso de fisuras, si estas siguen en movimiento o se han estabilizado; y también definir el estado de degradación en que encontramos el o los defectos, puntuales o generalizados, podremos añadir notas sobre esto en el apartado de comentarios de la ficha.

Zona Derecha de la Ficha de Muros y Fachadas

Como todos sabemos los muros por su morfología son los elementos estructurales y no-estructurales que más afectados se ven por los desplazamientos, en caso de que estos existan podremos recoger esta información en el apartado para Desplazamiento de nuestra ficha.

Por último, pero lo más importante, es la referencia de fisuras o grietas, su posición dentro del plano del muro, su desarrollo (vertical, horizontal, diagonal indicando su pendiente), su ancho medido en la zona de mayor amplitud de toda su longitud, longitud que también debemos de referir.

En cuanto al título “Fisuras y/o Grietas”, hemos de especificar que su diferencia no se corresponde con el dicho “Fisuras son las que hay en mi estructura y Grietas las que hay en las estructuras de mis colegas”, es tentador pero no es así, fisuras son esas discontinuidades materiales que merman la capacidad estructural y cuyos anchos no suelen sobrepasar los3 milímetros, por tanto podemos considerar como grietas todas aquellas discontinuidades materiales que superan lo3 milímetros, pero en mi opinión personal lo que diferencia a fisuras y grietas es que las grietas atraviesan el elemento, es decir atraviesan por completo la sección y por tanto se perciben por ambos lados del muro, ya sea con igual ancho en ambos lados o con anchos diferentes (lo cual indicará un comportamiento de desplazamiento diferencial, que dará luz sobre la causa del defecto).

No hay que olvidarse siempre de anotar cualquier cosa que nos parezca “extraña” o “reseñable” en nuestra auscultación, toda información es válida, ya que nos permite refrescar la memoria sobre la escena de la patología. En el caso de las estructuras de Mamposteria hay que auscultar muy bien la continuidad de las fisuras que a veces se ocultan en la interfase mampuesto-mortero de las llagas.

Por cierto algo que nunca deberemos de olvidar es hacer fotos generales (que abarquen toda la fisura para visualizar claramente su trayectoria) y de detalles (que nos permitan ver las zonas de variación de espesor o de desfase), así podremos contrastar los datos escritos con las imágenes.

A veces no hay de donde agarrarse, en esos casos es útil la imaginación.

No olvidemos cámara, baterias y tarjeta de memoria o carrete de fotos, aconsejo ASA400 o mayor, ya que generalmente tendremos poca luz al tomar las fotos interiores.

Nos vemos en el próximo post…