Gestión de la calidad en el sector de la construcción

La gestión de la calidad es realmente el aspecto diferenciador de las empresas en cualquier sector. La satisfacción de los clientes a través de procesos eficientes con una evidente mejora continua es la gran diferencia entre las empresas que lideran el mercado y las que no.

Partiendo como base de la filosofía el ciclo PDCA – Plan, Do, Check, Act – la norma ISO 9001:2015 nos ofrece una sencilla y robusta estructura para el sistema de calidad en el sector de la construcción. Dicha estructura de capítulos se basa en dicho ciclo PDCA.

La ISO 9001:2015 marca unos puntos de llegada, unas bases simples que cualquier sistema de calidad debe tomar como inicio de su crecimiento hacia la mejora continua, satisfacción de los clientes, mejora de la eficiencia de los procesos y desarrollo de otras metodologías/herramientas de calidad que ayudan a mejorar las capacidades de dicho sistema de calidad.

Uno de los objetivos clave en un sistema de calidad en el sector de la construcción, es anticipar problemas, es decir, “resolverlos antes de que ocurran”. Este trabajo preventivo es la razón por la cual la versión del 2015 habla de manera explícita del análisis de riesgos dentro de los capítulos que corresponden a la parte del “Plan”, (planificación). Para ello, es clave identificar todos los riesgos potenciales, clasificarlos y priorizarlos en base a su impacto, probabilidad de que ocurran o capacidad de detectarlos en el momento preciso, por ejemplo. De esta manera, las empresas serán capaces de definir, dirigir y gestionar correctamente sus recursos y reducir los costes de no calidad de forma significativa.

Una de las herramientas más importantes de mejora continua en las empresas del sector de la construcción son las auditorías. A través de esta herramienta se chequearán todos los requisitos del sistema de calidad, se asegurará que el cliente esté protegido frente a los problemas de calidad y se identificarán áreas de mejora que impactarán de forma positiva en los procesos de la Organización.

En definitiva, un sistema de calidad robusto y eficiente es absolutamente necesario, y su mejora continua marcará la diferencia entre las organizaciones líderes de los mercados, y las demás.

Autor: Borja Muga, docente del Master en Máster MBA en Dirección de Empresas y Gerencia de Proyectos de Ingeniería y Construcción de EADIC.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad