SISTEMAS PROVISIONALES DE PROTECCIÓN DE BORDE EN OBRAS

Los sistemas provisionales de protección de borde (SPPB) son medios de protección colectiva empleados en las obras de construcción para impedir la caída de personas y materiales desde bordes, escaleras, huecos, tejados y otras superficies de trabajo horizontales e inclinadas. Es obligatoria la utilización de estos sistemas cuando existe riesgo de caída en altura superior a 2 m. Para que un SPPB sea eficaz en su función de protección es necesario realizar una correcta instalación del sistema, que garantice una adecuada combinación y comportamiento estructural de los componentes que lo conforman.   En la norma UNE EN 13374 se establecen las definiciones para los diferentes componentes de un sistema provisional de protección de borde:

  • Sistema de protección de borde

Conjunto de componentes que forman un equipo que, utilizado de acuerdo con el manual de instrucciones del fabricante, evita la caída de personas y materiales a un nivel inferior.

  • Poste

Soporte principal del sistema colocado en posición vertical. Se instala unido a la estructura (por ejemplo, hormigón armado) mediante el sistema de anclaje descrito por el fabricante, constituyéndose en el elemento principal de sustentación del sistema sobre el que se sujetan la barandilla principal, intermedia y rodapié.

  • Barandilla principal

Elemento continuo o larguero que forma la parte superior del sistema de protección.

  • Barandilla intermedia

Elemento continuo o larguero colocado entre la barandilla principal y la superficie de trabajo con el fin de reducir el hueco existente entre ambos.

  • Protección intermedia

Barrera de protección formada a base de redes de seguridad, mallazo metálico o un elemento continuo, situada entre la barandilla principal y la superficie de trabajo.

  • Rodapié o plinto

Elemento situado en la parte inferior del sistema con el fin de evitar el deslizamiento tanto de personas como de materiales.

  • Contrapeso

Componente que, por su propio peso, impide el deslizamiento o vuelco del SPPB.

  • Sistema de protección de borde integral

Sistema de protección de borde cuyos componentes, o parte de ellos, están integrados en un solo elemento. Además de las definiciones de los componentes de un SPPB, en la norma UNE EN 13374 se establecen otras definiciones de conceptos importantes a tener en cuenta a la hora de entender dichos sistemas.

  • Altura de caída Hf

Distancia vertical entre el punto sobre el cual la persona está de pie y el punto más bajo de la protección destinada a detener la caída.

  • Altura de la protección de borde

Distancia vertical entre el punto más alto de la barandilla principal y la superficie de trabajo medida perpendicularmente a la superficie de trabajo.

  • Superficie de trabajo

Superficie sobre la cual una persona está de pie, anda o trabaja.

  • Ángulo de inclinación de la superficie de trabajo

Es el ángulo que forma la superficie de trabajo con respecto a la horizontal. Altura de caída sobre una superficie inclinada   ATENDIENDO A LAS CARGAS QUE EL SISTEMA PUEDE SOPORTAR La norma UNE EN 13374 clasifica los SPPB en 3 clases, dependiendo de la resistencia que proporciona cada uno de ellos: Clase A Sistema de protección de borde que únicamente proporciona resistencia para cargas estáticas en superficies horizontales o con una ligera inclinación no superior a 100, como por ejemplo:

  • Soportar a una persona que se apoya sobre la protección o sujetar su mano mientras camina junto a ella.
  • Detener a una persona que camina o cae en la dirección de la protección.

Clase B Proporciona resistencia para cargas estáticas y fuerzas dinámicas de baja intensidad como por ejemplo:

  • Soportar a una persona que se apoya sobre la protección o sujetar su mano mientras camina junto a ella.
  • Detener a una persona que camina o cae en la dirección de la protección.
  • Detener la caída de una persona que se desliza por una superficie ligeramente inclinada, con una inclinación de hasta 300 sin limitación de altura de caída.
  • Detener la caída de una persona que se desliza por una superficie con una inclinación de hasta 600  y una altura de caída menor de 2 m.

Clase C Proporciona resistencia para fuerzas dinámicas de alta intensidad donde la resistencia del sistema debe estar preparada para soportar fuerzas estáticas y dinámicas elevadas, como por ejemplo:

  • Detener la caída de una persona que cae o resbala por una superficie de fuerte pendiente, como pueden ser una cubierta inclinada de entre 300  y 450 respecto a la horizontal, sin limitación de altura de caída.
  • Detener la caída de una persona que cae o resbala por una superficie de fuerte pendiente, entre 450 y 600 y una altura de caída menor de 5m.

Si el ángulo es mayor de 60o está entre 45y 600 y la caída es mayor de 5 m, los sistemas de protección de borde no son apropiados como medios de protección. Para alturas de caída mayores se recomienda colocar el sistema en posiciones más altas sobre la superficie en pendiente:

  • Cada 2 m si se utiliza un sistema clase B
  • Cada 5 m si se utiliza un sistema clase C.

De esta forma no se superarían las alturas de caída máximas. Resumen de la utilización en función de la inclinación de la superficie de trabajo y la altura de caída ATENDIENDO AL MODO DE FIJACIÓN A LA ESTRUCTURA SOPORTE Si se tiene en cuenta el procedimiento de fijación del SPPB a la estructura soporte, se pueden diferenciar los siguientes tipos:

  • Sistemas empotrados o embutidos

En este tipo de sistema el poste se encaja en un cartucho, generalmente de material plástico (denominados también conis, baskits, etc.) el cual previamente se ha dejado embebido en el hormigón. La colocación de este tipo de sistemas obliga a la realización previa de un replanteo preciso, puesto que las distancias de instalación de los cartuchos en los que se empotrará el poste van a estar condicionadas por las dimensiones de las barandillas. SPPB con postes empotrados en cartuchos plásticos

SPPB empotrado lateralmente en losa de escalera

  • Sistemas tipo mordaza

Este sistema, conocido como “tipo sargento”, basa su modo de fijación en el apriete del poste vertical contra la estructura portante. Puede emplearse en estructuras de distinta naturaleza (estructuras de hormigón, metálicas, de madera, etc.). En el momento de la elección y posterior instalación de este tipo de sistemas, deben tenerse en cuenta las especificaciones del manual de instrucciones del fabricante en aspectos tales como el tipo de estructura a la que pueden ser fijados, los cantos máximos y mínimos en los que pueden ser empleados, distancias máximas entre postes, etc. SPPB con postes tipo mordaza en estructura de hormigón

SPPB integral con postes tipo mordaza fijado a perfil metálico Poste tipo sargento con diseño especial para poder ser fijado a un amplio tipo de cantos de forjado

  • Sistemas con anclaje mediante fijación mecánica

En este caso los postes verticales se fijan a través de bases metálicas que, a su vez, son fijadas mediante tornillería, clavos, etc. Las bases que se emplean en este tipo de sistemas pueden ser de geometría y características muy diferentes: se pueden encontrar casquillos metálicos cuadrados, redondos, casquillos acodados para fijarlos en el canto de un forjado de hormigón, fijaciones para losas de escaleras, etc. Casquillo metálico redondo para fijación del SPPB mediante tornillería Casquillo metálico adecuado para fijación del SPPB mediante tornillería Sistema provisional de protección de borde para protección de huecos de escalera mediante fijación mecánica

  • Sistemas integrados en estructuras provisionales

Actualmente ya son muchos los fabricantes de equipamiento específico para desarrollo de trabajos en altura (sistemas de encofrado horizontal, encofrado vertical, etc.) que ofrecen estos equipos con el sistema de seguridad perimetral frente a caídas en altura integrado. Estos SPPB, dadas las características particulares de la estructura provisional que los sustenta, están diseñados de modo específico para cada modelo de encofrado. Sistema de encofrado con medio de protección colectiva frente a las caídas en altura integrado Sistema de encofrado para obra civil con el sistema provisional de protección de borde integrado Ejemplo de detalle de montaje en la zona inferior del sistema de encofrado

  • Sistemas con postes verticales fijados a modo de puntal telescópico

En este tipo de sistema, los postes verticales se fijan a modo de puntal telescópico (sin tener las funciones de puntal) por apriete contra dos forjados consecutivos. Este sistema permite la colocación de barandillas también en el tramo superior del poste, quedando protegida toda la altura del forjado. Sistema provisional de protección de borde con postes verticales a modo de puntales telescópicos

  • Sistemas con anclajes especiales “multifuncionales”

Se fijan a la estructura de hormigón a través de bases que se han dejado previamente embebidas en el canto del forjado y que se pueden emplear para el soporte de diversos medios de protección colectiva y/o equipamiento específico.

  • Sistemas hincados

Los postes verticales se fijan hincándolos directamente a tierra. Sistema de protección de borde fijado mediante “hincado” de los postes verticales

  • Sistemas contrapesados

Estos sistemas basan su modo de fijación en el empleo de contrapesos para impedir el deslizamiento o vuelco del SPPB. Los contrapesos deben ser de materiales sólidos y deberán estar asegurados contra desplazamientos accidentales. En la instalación de estos sistemas habrá que prestar especial atención a aspectos del manual de instrucciones del fabricante, tales como la distancia mínima del borde a la que pueden situarse.

ATENDIENDO A LAS CARACTERÍSTICAS DE SUS COMPONENTES

Si, en lugar del sistema de anclaje, se tienen en cuenta a las características de sus componentes se puede realizar la siguiente clasificación:

  • Sistemas tradicionales de doble o triple barandilla y rodapié

Son los sistemas más comúnmente empleados para proteger los bordes en superficies horizontales. Pueden emplearse con cualquiera de los modos de fijación descritos en la clasificación anterior. El material más empleado para la fabricación de las barandillas es el acero, pero se pueden encontrar barandillas fabricadas en aluminio, madera, material plástico, etc. Además, y respecto a la longitud, existen barandillas telescópicas o extensibles que proporcionan cierta tolerancia en cuanto a la distancia entre los postes verticales. Sistema con doble barandilla metálica y rodapié de madera Sistema con barandillas metálicas telescópicas de sección cuadrada que permiten ajustarse a las dimensiones de la zona a proteger

  • Tipo mallazo

Este tipo de sistemas está formado por los postes verticales y una protección integral con las funciones de barandilla principal, protección intermedia y rodapié. También en esta ocasión, el sistema puede ir fijado a la estructura mediante los distintos tipos de anclaje descritos anteriormente. Sistema tipo mallazo instalado en estructura de hormigón

  • Con redes de seguridad

Son sistemas en los que la protección intermedia colocada entre la barandilla principal y la superficie de trabajo está formada por una red de seguridad. Estos sistemas deben contar siempre con una barandilla principal, sin que puedan emplearse como tales elementos como cintas, cadenas, cuerdas, cables, etc. Tampoco pueden emplearse como protección intermedia elementos de señalización o balizamiento. Sistema con red de seguridad

  • Sistemas de apantallamiento continuo

Están formados por una pantalla/panel continuo cubriendo varias alturas de trabajo. Al igual que el resto de tipos de sistemas de protección descritos anteriormente, pueden ir fijados directamente a la estructura que va a proteger o estar integrados en equipos de trabajo temporales en altura (como sistemas de encofrado, etc.). Igual que para el resto de sistemas de protección, uno de los puntos críticos y, por tanto, más importantes, es el de la fijación a la estructura, más aún teniendo en cuenta que, en este caso, suelen ser sistemas trepantes. La fijación, en este caso, pasa por la instalación (posicionamiento y hormigonado) de puntos de anclaje que fijan las bases que soportan los rieles de trepado, para el posterior guiado de las pantallas en su desplazamiento vertical. Operación de anclaje de un panel de protección autotrepante Para el desplazamiento pueden emplearse distintos métodos, como el empleo de sistemas hidráulicos (sistemas autotrepantes), empleo de grúas (sistemas trepantes), etc.

 

Sistema hidráulico para izado de las pantallas continuas de protección En lo que se refiere a los paneles o pantallas propiamente dichas, existen varias versiones o tipos de cerramiento cuya elección estará condicionada por las características de la construcción a proteger (situación, clima, alturas, etc.). Se pueden encontrar paneles fabricados en madera multicapas, cerramiento de malla/rejilla, paneles continuos de acero ondulado, paneles perforados de acero, etc. Estos sistemas presentan una serie de ventajas respecto a los sistemas tradicionales como son:

  • Protección total, ya que no dejan huecos.
  • Cierre completo del perímetro para el viento (en algunos modelos existe paso de luz natural y circulación de aire).
  • Evita el efecto vértigo.
  • Anclaje permanente del sistema a la estructura.

Sistema de apantallamiento continuo con paneles de madera

 

Vista desde el interior de una obra en ejecución protegida con un sistema de apantallamiento continuo a base de paneles metálicos perforados   La norma técnica específica que aplica a los SPPB es la UNE-EN 13374, cuyo objeto y campo de aplicación es el siguiente:

  • Especificar los requisitos de comportamiento y métodos de ensayo para los sistemas provisionales de protección de borde utilizados durante la construcción o mantenimiento de edificios y otras estructuras.
  • La norma abarca tanto los sistemas de protección de borde que son anclados a la estructura, como los que cuentan con la acción de la gravedad y del rozamiento en superficies horizontales. Es muy importante que la estructura a la cual se fije un SPPB pueda soportar las fuerzas para las cuales está diseñado el sistema
  • Esta norma se aplica a los SPPB para superficies horizontales o inclinadas, y clasifica y específica los requisitos para tres clases de protecciones A, B ó C
  • Esta norma no aplica a las protecciones laterales de los andamios

Los requisitos generales que deben cumplir estos sistemas destinados a impedir la caída de personas y materiales desde la superficie de trabajo, tejados, bordes, escaleras, etc., a niveles inferiores se basan, principalmente, en los siguientes aspectos:

  • Los SPPB debe estar formados, como mínimo, por una barandilla principal, una barandilla o protección intermedia y debe permitir la fijación de un rodapié.
  • Todos los elementos que configuran el conjunto de sistemas de protección (barandilla principal, barandilla intermedia, rodapié o plinto) serán resistentes. Tienen que estar constituidos por materiales rígidos y sólidos. No podrán utilizarse como barandillas cuerdas, cintas, cadenas, etc., ni elementos de señalización y balizamiento.
  • La estructura a la que se sujete el sistema provisional de protección de borde, debe ser suficientemente resistente para soportar las fuerzas que le puede transmitir el sistema.
  • La distancia entre la parte alta de la barandilla principal y la superficie de trabajo debe ser, al menos, de 1 m.
  • El borde superior del rodapié debe estar, al menos, a 150 mm de la superficie de trabajo. Deben evitarse las aberturas entre el rodapié y la superficie de trabajo. Si no pueden evitarse las aberturas, las dimensiones de las mismas no deben permitir el paso de una esfera de 2 cm de diámetro.
  • Si se emplean redes de seguridad como protección intermedia, éstas serán del tipo U y deben cumplir con los requisitos establecidos en la norma UNE EN 1263-1.
  • Todos los componentes del sistema provisional de protección de borde deben disponer de un marcado permanente durante el periodo de servicio del producto, dando información sobre: identificación del fabricante, fecha de fabricación, clase, referencia a la norma, etc.

En cuanto a las condiciones de seguridad para el correcto montaje utilización y desmontaje, los sistemas provisionales de protección de borde no disponen de una norma técnica que establezca las condiciones de instalación/montaje de los mismos. Es el fabricante el que, en su manual de instrucciones, indicará los requisitos mínimos que deberán tenerse en cuenta durante la instalación de su sistema. Es muy importante, durante la fase de proyecto, realizar el estudio de las situaciones en las que se prevé que exista riesgo de caída en altura y se proceda a la elección de la clase y tipo de protección perimetral a emplear para proteger dichas situaciones. Asimismo, durante la fase de ejecución, previo a la instalación del sistema, es necesario realizar un replanteo eficaz de la estructura portante (forjado, sistema de encofrado, etc.) para garantizar una colocación adecuada y evitar situaciones indeseadas que puedan dar lugar a accidentes por caída de altura. La realización de estas tareas de forma incorrecta, o incluso la no realización de las mismas, puede tener como consecuencia deficiencias en el montaje de las protecciones o la ineficacia total de las protecciones

instaladas.

Sistema inadecuado para evitar la caída por una superficie inclinada. El sistema ni siquiera cumple los requisitos dimensionales específicos para un SPPB clase C A continuación se describen los requisitos de seguridad en la instalación de este tipo de medios de protección de carácter temporal, utilizados tanto en obras de edificación como en obra civil.

  • En primer lugar, es necesario comprobar que la estructura en la que se va a instalar el sistema es capaz de soportar la cargas que le puedan ser transmitidas (la información de las cargas que puede llegar a transmitir un sistema debe venir indicadas en el propio manual del fabricante). Asimismo, se ha de comprobar (con ayuda de la documentación) que el sistema ha sido evaluado para su empleo en el tipo de estructura en el que va a ser instalada (metálica, hormigón, de madera, sistema de encofrado, etc.).
  • En el caso de existir fuertes condiciones de viento o climatológicas adversas (nieve, hielo, lluvia, etc.) que superen los valores indicados por el fabricante, no se deberá permitir el montaje de los sistemas provisionales de protección de borde.
  • Siempre que sea posible, la instalación de los SPPB se realizará desde el exterior con ayuda de los medios auxiliares adecuados, como plataformas elevadoras móviles de personal (respetando las normas o recomendaciones de seguridad asociadas al uso de estos sistemas).

Montaje del soporte tipo mordaza (de diseño especial para sistema de encofrado) desde el exterior mediante el empleo de una plataforma elevadora móvil de personal

  • Existe también la posibilidad de que el sistema de protección de borde sea parte integrada de un equipo temporal de trabajo en altura (por ejemplo, los sistemas de encofrado) y que se monte todo el conjunto a nivel de suelo para, a continuación, ser izado y desplazado sin necesidad de desmontarse. Con este procedimiento se impiden los riesgos derivados de una caída en altura durante la instalación de los sistemas de protección colectiva (momento de mayor riesgo), ya que todas las operaciones se realizan a nivel del suelo y cuando se accede al equipo, la protección ya está instalada.

Izado de sistema de encofrado vertical con las protecciones perimetrales integradas en el mismo En el caso de los sistemas de apantallamiento continuo trepante, se deberá asegurar el buen estado de los rieles y, en su caso, del sistema hidráulico (gatos, conducciones, etc.).

  • En algunas clases de sistemas provisionales de protección de borde, como es el caso de los sistemas de apantallamiento continuo, existen operaciones críticas que deben realizarse correctamente para poder asegurar el comportamiento adecuado del sistema en todo momento. Una de estas operaciones es la instalación (tanto el posicionamiento como el hormigonado) de los puntos de anclaje a la estructura, que debe realizarse con las plantillas adecuadas.

Posicionamiento del punto de anclaje, previo al hormigonado de un sistema con paneles de protección (sistema de apantallamiento continuo) Ejemplos de deficiencias en la instalación de SPPB A continuación se describen una serie de errores que se cometen habitualmente durante la instalación de SPPB

  • Replanteo incorrecto

Un replanteo incorrecto, en el que no se respeten las distancias requeridas por el fabricante para una correcta instalación del sistema, provoca deficiencias en la conexión entre elementos. Distancias cortas entre postes Distancias excesivas entre postes tipo sargento

  • Empleo inadecuado de las protecciones

La conexión entre las barandillas /rodapié y los postes verticales se debe llevar a cabo empleando los medios y elementos diseñados y especificados por el fabricante, evitando las soluciones improvisadas que interfieran en la efectividad del sistema. Solución improvisada en la que se emplean los postes verticales en posición horizontal para poder cubrir toda la longitud del hueco Solución improvisada para la conexión de barandillas

  • Deficiente colocación de los casquillos

En los sistemas empotrados, en el momento de dejar colocados los casquillos o conos se deben respetar las dimensiones de profundidad y distancia con el borde del forjado. El cartucho plástico debe estar embebido en toda su profundidad en el hormigón No respetar las distancias mínimas de posicionamiento del cono al canto del forjado puede tener como consecuencia la pérdida total de capacidad resistente del sistema

  • Empleo de componentes no diseñados para el sistema

Cada componente del sistema tiene una función determinada para la que ha sido diseñado y evaluado, por lo tanto, no deben intercambiarse entre ellos, ni emplear elementos que no forman parte del sistema y cuyo comportamiento no ha sido evaluado. Deficiencias en la conexión entre elementos e intercambio entre componentes del sistema (se está empleando el poste como barandilla principal e intermedia) Empleo de cable de acero como barandilla superior El fabricante debe establecer, en su manual, criterios de rechazo de los componentes usados o deteriorados. Bajo estos criterios no se deberían encontrar sistemas con un estado de conservación no recomendable. El articulo que observo fue suministrado por la siguiente pagina, para mayor información contacte la misma:

  • Pagina: http://proteccionescolectivas.lineaprevencion.com/protecciones-colectivas/sistemas-provisionales-de-proteccion-de-borde/caracteristicas-generales-1

Created By: Ing. Nestor Luis Sánchez –  Tw: @NestorL

Ing. Nestor Luis Sanchez

Ingeniero Civil Con Postgrado en Gerencia de La Construcción, Conocimiento en Mecánica de Suelos, Estructuras y Puentes.
Escritor y Investigador de Post Para Venezuela.
Contacto: https://www.linkedin.com/in/nestorluissanchez/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies