Estudios realizados por la Universidad de Michigan (MSU) en EEUU, han dado como resultado el descubrimiento de un nuevo tipo de concreto, el cual lleva en su composición vidrio molido, lo que hace al  concreto más fuerte, más durable y más resistente al agua.  El campus de MSU tiene varios sitios de prueba donde se probó la mezcla del concreto-vidrio y, hasta ahora, los resultados han sido bastante positivos.

Aproximadamente 20 por ciento del cemento utilizado para producir concreto se sustituye por vidrio (reciclado) molido, generando un significativo ahorro en cemento. Además, el uso de vidrio, ayuda a reducir la cantidad de vidrio que termina en los vertederos, y ayuda a reducir las emisiones de dióxido de carbono que son comunes, debido a las altas temperaturas necesarias para crear cemento.

DIBUJO 2
“El Vidrio molido entra en una reacción beneficiosa con los hidratos del cemento, así que básicamente la química del cemento se mejora con el vidrio”, dijo Parviz Soroushian, profesor de ingeniería civil y ambiental que ha estudiado la mezcla del vidrio y el concreto. “Se hace más fuerte y más durable y no absorbe el agua tan rápido como el cemento regular.”

“Es satisfactorio ver que las investigaciones realizadas en los laboratorios de la MSU tiene aplicaciones muy beneficiosas aquí mismo en nuestro campus”, dijo Lynda Boomer, ingeniera de energía y ambiental, con la planta física MSU.

El concreto no parece demasiado diferente de concreto estándar, dijo Boomer. “El color es un poco más claro, pero, en su mayor parte, bastante indistinguibles.”

Soroushian y sus colegas recientemente publicaron dos artículos sobre la durabilidad de la mezcla, incluso en el Diario de Tecnología y Gestión de los Desechos Sólidos, y el Diario de Materiales de Construcción y Edificación.

“El cemento se procesa a una temperatura muy alta”, dijo Soroushian. “Uso de vidrio molido reduce significativamente la cantidad de energía utilizada, así como las emisiones de CO2.” (Debido un menor uso del cemento).

DIBUJO3

“Anticipamos que esta práctica novedosa de la sustitución parcial de cemento en el concreto con residuos de vidrio de color mezclado, que se basa en los principios químicos y el trabajo de laboratorio realizado en la MSU, se producen importantes beneficios ambientales, energéticos y económicos”, dijo Roz Ud -Din Nassar, un estudiante de doctorado en ingeniería civil y ambiental que también trabajó en el proyecto.

DIBUJO 4

Video:

Fuente www.construccioneingenieria.org