El tanque de Combustóleo [Anecdotario de un ingeniero civil #04]

La cuarta entrega del anecdotario del ingeniero Francisco Garza Mercado.

Hace algunos años se obligó por ley emplear un combustible llamado combustóleo. Para la operación de una planta eléctrica privada se necesitó un tanque enterrado, medianamente grande. Recuerdo que era de 64 x 64 x 8 m con capacidad de 32,000 m3.

Se concursó la obra utilizando un proyecto estructural hecho por una compañía constructora, que especificaba muros de contención perimetrales verticales de 8 m de altura, y una losa de concreto para maniobras de camiones de combustóleo, apoyada en columnas y zapatas de concreto reforzado, como se muestra en el corte siguiente.

Cuando mi amigo, el contratista invitado al certamen de construcción. me lo mostró, acordamos una revisión EV: yo le haría un nuevo proyecto sin costo para él, pero, de aprobarse, me pagaría el 25% del ahorro. De acuerdo a las reglas originales del EV se estableció que otro 25% sería para él y el resto, 50%, se devolvería al cliente, de modo que el cambio le resultara atractivo.

Combustóleo 01

La estrategia para lograr ahorros fue elemental: en lugar de muros de contención verticales (que resultaban de 50 cm de espesor, con refuerzo vertical de varilla de 1‖ cada 10 cm y refuerzo horizontal de 5/8‖ cada 20 cm) sugerimos un talud de 30º aproximadamente (de solo 10 cm. de espesor, parrilla de 3/8‖ cada 30 cm). El volumen de líquido desalojado por el talud se compensó aumentando un poco la profundidad del tanque, como se muestra enseguida.

Combustóleo 02

La diferencia de costo resultó de aproximadamente 40 mil dólares, suficiente para ganar el concurso y para que el contratista me pagara los 10 mil que me correspondían.

Fue un pago excelente por un poco de diseño estructural y de trabajo. No obstante, todos salimos ganando: la planta eléctrica se ahorró 20 mil dólares y el contratista se ganó 10 mil más de lo que pensaba ganar con la construcción.

Autor: Ing. Francisco Garza Mercado, tiene un bufete especializado en diseños estructurales. La mayor parte se refiere a proyectos de su localidad, la ciudad de Monterrey, N.L., pero tiene muchos en el territorio nacional y algunos internacionales. Tiene 55 años, a la fecha, dedicado a la ingeniería estructural.

Ingeniero Civil, que comparte información relacionado a esta profesión y temas Geek. "Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo"

Comments (4)

  • Reply Iván - 22 julio, 2014

    Muy buena estrategia, en mi localidad como supongo que en muchas del país, se requiere de la memoria de cálculo estructural para obtener la licencia de construcción de cualquier vivienda de más de 60m². Nunca falta el ingeniero gandalla funcionario público que acapara todas las memorias que llegan a obras públicas. Si enumero las faltas a la ética:

    1.- No puedes ser juez y parte.
    2.- Se supone que en tu horario de trabajo, debes atender las tareas por las que te pagan, no por hacer memorias de cálculo.
    3.- Aplicar un arancel mucho más bajo que el establecido en colegios para tener clientes cautivos
    4.- Usar la misma memoria de cálculo (únicamente cambiando los datos de portada), para así compensar el modesto cobro por el trabajo y de esta manera ganar por “cantidad” no por “calidad”.

    En el cuarto punto es donde entraría la revisión EV. El ingeniero funcionario público cobra algo así como un 50% de lo que cobraría un ingeniero externo, para no quedarse en la quiebra su estrategia es invertir el mínimo de tiempo en realizar la memoria de cálculo, para esto utiliza recetas de cocina para diemnsionar ( o sobredimiensionar) la estructura para de este modo, no tener problemas.

    Con un diseño más razonable que el de recetas de cocina, se estima que mínimo se ahorra un 10 a 20% de la estructura (vivienda). Entonces como conclusión:

    10 a 20 % del valor de la estructuras >> 50% del valor de la memoria de cálculo

  • Reply Mihdi Caballero - 25 julio, 2014

    Muy buena anécdota. Es bueno saber que la creatividad no está perdida siendo ingeniero.

  • Reply roberto - 3 agosto, 2014

    Gracias por compartir sus experiencias son historias bien narrada y facil de interpretar lo animo a que continue esta labor para nosotros los jovenes.
    Saludos
    Roberto

  • Reply Jhonnathan - 14 agosto, 2014

    Me gustan mucho estas anécdotas, muy fáciles de entender. Sigan así!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad