Actitud Emprendedora…

Reza un proverbio: “Conquistar sin riesgo…es triunfar sin gloria”, pero otro proverbio asiático dice: “Audacia sin Inteligencia, es estupidez; Inteligencia sin Audacia, es Cobardia”.

En los últimos años, ha tomado relevancia el concepto de “emprendedor” (enterprising para algunos o entrepreneur para otros) y se tiene la creencia de ser algo novedoso. El término tal vez lo sea, pero lo que encierra es tan antiguo como el hombre mismo.

La definición de emprendedor lleva en sí una sensación de optimismo, proactividad y desafío. Un emprendedor es aquél capaz de acometer un proyecto que no es aceptado (y muchas veces no entendido) por la mayoría de las personas de su entorno, es un individuo que supera los obstáculos que se le presentan sin distraer energía en aquello que no apunta hacia su meta y sin temor alguno al fracaso. No pierde tiempo hablando de los errores sino que los convierte en experiencia.

El emprendedor se aprovecha de las situaciones de crisis y prospera en ambientes de depresión anímica; no se queja, ni critica las acciones de otros ni lanza opiniones sobre cualquier tema sin un aporte valioso para lograr sus metas. Ve una solución en cada problema y no un problema en cada solución. Un emprendedor es aquél capaz de convertir una idea en negocio, que mantiene un ritmo constante de crecimiento y creación, que hasta se podría decir, sin límite.

La actitud emprendedora no se limita a los individuos que buscan un beneficio económico por actividades comerciales. La encontramos en los centros de investigación, universidades y en aquellas entidades que obtienen de sus investigaciones resultados, sean productos específicos, nuevos conocimientos o procesos, que son susceptibles de ser transformados en negocios. Esta actitud también se encuentra en los gestores de tecnología quienes, sin ser los creadores de las innovaciones ni, posiblemente, usuarios directos de tales productos, logran la milagrosa transformación de esas ideas en negocios.

Las investigaciones de percepciones describen al emprendedor con términos como innovador, flexible, dinámico, capaz de asumir riesgos, creativo y orientado al crecimiento. También se define el término con la capacidad de iniciar y operar nuevas empresas.

Actitud emprendedora:

Capacidad de crear o iniciar un proyecto, una empresa o un nuevo sistema de vida, teniendo como fuente de inspiración la confianza en sí mismo, la determinación de actuar en pro de nuestras inquietudes con perseverancia hasta hacerlos realidad. Existen tres rasgos principales de un individuo emprendedor:

Capacidad emprendedora:

Capacidad para desarrollar la actitud emprendedora en base a conocimientos específicos que capaciten para la acción de emprender (de mercado laboral, salidas profesionales, aspectos competitivos, ayudas, requisitos, legislación, etc.).

Emprendimiento:

La acción de emprender. En este caso poner en marcha la actitud y capacidad emprendedoras del personal a su cargo, de forma que pudiera generarle el óptimo  funcionamiento de una empresa, una línea de investigación, un proyecto o un sistema de vida.

Pero el ser emprendedor también implica responsabilidades:

– Ser emprendedor va más allá de tener o no un emprendimiento propio, realizado o en proyecto. Más bien es una forma de ser, sentir, vivir y por supuesto, trabajar.

– Es saberse dueño de su propio destino y obrar para rectificarlo, empeñarse en conseguir lo que se propone y contagiar a los demás ese entusiasmo, acercándose y acercando a otros al éxito, cualquiera sea el significado personal de éste.

– El emprendedor posee la capacidad de ver oportunidades que mejoren la calidad de vida del mismo y de quienes lo rodean, donde otra gente nunca pensó que existían.
– Entiende la oportunidad como la capacidad de generar un cambio y agregarle un valor, sin pensar en el fracaso.

Invitemonos, pues a SER EMPRENDEDORES!!!!

Soy agrónomo creo en el manejo holístico aplicado a todos los aspectos de la vida... Ningún evento es aislado, su efecto tampoco... Actualmente trabajo utilizando la hidrología aplicada al desarrollo urbano (aplicando las enseñanzas de mis maestros en forma inversa :o) :o).

Comments (2)

  • Reply Yuri Villavicencio-Fdez - 23 septiembre, 2011

    Buenas amigo Eic, aquí recomendándote el libro “Padre Rico, Padre Pobre” de Robert Kiyosaki.

  • Reply Juan Luis - 9 octubre, 2011

    MUCHAS GRACIAS POR TODA LA FACILIDAD DE LOS DOCUMENTOS Y PROGRAMAS.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad