He estado revisando los post anteriores para no caer en la repetición de temas y así colaborar en la difusión más eficiente del contenido de la página. Durante esta revisón, me encontré con un artículo “Cálculo de la Población y Período de Diseño Sistema de Agua Potable” por Pedro Rodríguez Ruiz.  A mi parecer es un artículo muy completo con los esenciales para determinar la población de diseño de un proyecto de agua potable.

Crecimiento Histórico de la ciudad de Granada, Nicaragua. Elaboración propia.

Sin embargo, en mi experiencia personal, he encontrado algunos hechos que no figuran en los libros, y que considero importantes a fin complementar la información del compañero Rodríguez Ruiz.

Para determinar cuál de los métodos presentados en el artículo es el adecuado, no se escoge el método en función de un promedio o por una sencilla multiplicación. Hace falta comprender el crecimiento histórico: Hay que analizar los factores que se mencionan al inicio del artículo, fundamentándonos en las siguientes preguntas:

Factores Demográficos

  • ¿Cómo ha sido la tendencia de crecimiento de la ciudad/sector hasta el momento? Esto nos dará una base de cuál de los métodos se aproxima más, ésto es si existe una mayor correlación lineal o con el método explonencial, etc.
  • ¿Cual es la densidad de población máxima en estos momentos? Este valor que se expresa en Habitantes por Hectárea o (por Manzana) es un indicador de cuánta población cabe efectivamente en una determinada superficie de una ciudad o sector. Esto se llama Población de Saturación. Este concepto es muy importante ya que no siempre es posible acomodar la población al final del período de diseño en el espacio disponible y el desarrollo vertical no siempre es opción.

Factores Geográficos

  • ¿Qué capacidad tiene crecimiento tiene la ciudad?  Los accidentes geográficos, el relieve topográfico, los límites naturales como cuerpos de agua son factores que pueden limitar la expansión superficial de la población.
  • ¿Qué porcentaje de espacio disponible tiene la ciudad sector para absorber una población en exceso? Muchas de los factores que se enuncian el artículo del compañero Rodríguez Ruiz funcionan de manera precisa si consideramos la ciudad como un todo y si existe un conocimiento claro del comportamiento de la población en un sector o ciudad. Sin embargo el comportamiento de las personas generalmente no obedece a nuestras  teorizaciones e idealizaciones. Tampoco es correcto asumir que toda la ciudad tendría la misma densidad población o de saturación. Generalmente estos valores vienen dados por las tipologías urbanas, asi que dependiendo del espacio disponible hay que distribuir la población proporcionalmente en los diferentes barrios o sectores, observando la POBLACIÓN MÁXIMA que puede puede albergar un de sector, teniendo en cuenta no rebasarlo. El resto, denominado población en exceso, debe ubicarse en sectores que se encuentren actualmente despoblados.

Factores Económicos

  • ¿Qué capacidad de desarrollo VERTICAL tiene la ciudad? Determinar el desarrollo verticual de una ciudad o sector, es otro punto fundamental en el cálculo de la población que afecta de manera determinante al diseño. Para algunas de nuestras ciudades el desarrollo urbano vertical no es una opción económica real, por lo que asumir este tipo de consideraciones implica sobre dimensionar diámetros de las tuberías lo que no sólo encarece el proyecto, sino que reduce la eficiencia del mismo (la población futura se alcanza hasta el final del período de diseño).

Otros Factores Técnicos y Urbanísticos

  • ¿Existe un plan de Desarrollo Urbano o de Ordenamiento territorial? Aunque para mí (a título personal) me cuesta creer en estos conceptos, como profesionales es nuestro deber respetar, fomentar y alentar los planes de desarrollo urbano/ordenamiento territorial.  Estos estudios simplifican las condiciones básicas del diseño referentes a la población.
  • ¿Qué planes de inversión en infraestructura se esperan en un futuro cercano y a mediano plazo: carreteras, urbanizaciones, etc? En muchas de nuestras ciudades (que crecen y se desarrollan a la buena de Dios) la única realidad en cuanto ordenamiento territorial es la tasa de crecimiento poblacional, la disponibilidad de espacio físico y el arreglo de las obras de infraestructura como carreteras, líneas de distribución de agua potable o colectores e interceptores de aguas negras. Cuando se cambia la ruta del tráfico, por la construcción de una circunvalación o de ruta de una carretera principal, le siguen generalmente los comercios y trás éstos, los nuevos asentamientos. Sucede lo mismo con los proyectos de AP y AS.  A falta de un plan explícito de ordenamiento territorial, el conocimiento de estos proyectos nos puede dar una idea de hacia dónde