Las fallas a tensión están precedidas por gritas grandes en el concreto y tienen un carácter dúctil. Para asegurar que las vigas tengan características de adherencia visibles, si la falla es inminente al igual que la ductilidad razonable en la falla se recomienda que: El área de acero a tensión en vigas simplemente reforzada no exceda a 0.75 del área para una falla balanceada, dado que ρ ≤ 0.75 ρb
 (para asegurar falla dúctil) donde:
ρb es la cuantía balanceada para elementos sometidos a flexión sin fuerza axial
scer

Existen tres tipos de cuantía de acero

Cuantía balanceada de acero (provoca falla balanceada):

 La cuantía balanceada del área de acero puede determinarse con base en las condiciones de que en la falla balanceada la deformación en el acero sea exactamente igual que la deformación del concreto (0.003) Cuando el acero alcanza la fluencia al mismo tiempo que el concreto alcanza la deformación de la fibra externa de 0.003 entonces, Es = fy/Es = Ey
Cuantía mínima de acero (provoca falla a tensión):
Si el contenido de acero de la sección es bajo, el acero alcanza la resistencia fy de cedencia antes que el concreto alcance su capacidad máxima. La fuerza del acero As fy permanece entonces constante a mayores cargas.
Cuantía máxima de acero (provoca falla a compresión):
Si el contenido de acero de la sección es grande, el concreto puede alcanzar su máxima capacidad antes que ceda el acero. En tal caso aumenta la profundidad del eje neutro, lo que provoca un aumento en la fuerza de compresión. Esto se comienza ligeramente por una reducción en el brazo de palanca. Nuevamente se alcanza la resistencia a flexión en la sección creando la deformación en la fibra a compresión externa del concreto es aproximadamente 0.003. Para una falla a compresión fs < fy ya que el acero permanece dentro del rango elástico, se puede determinar el esfuerzo del acero, es términos de la profundidad del eje neutro, considerando los triángulos semejantes de: