Es una herramienta fundamental, muy útil para la caracterización de suelos relativamente blandos o sueltos y relaves. La Ingeniería Geotécnica moderna la usa desde hace 50 años y nuestros ingenieros son expertos en la interpretación de los datos que proporciona este ensayo así como del uso de ellos en la solución de problemas de ingeniería geotécnica.

Ensayo de Penetración de Cono (CPT) 1

El Ensayo de Penetración de Cono, conocido como CPT, es un método versátil, rápido y preciso, empleado para la determinación de las propiedades del suelo, pero que mediante añadidos es capaz de medir la presión del agua subterránea, así como otros parámetros de interés en el área de la Geotecnia. Es también conocido como ensayo de piezocono, CPTU, SCPT o SCPTU, dependiendo de si puede medir las presiones de poros o si incluye un módulo sísmico.

A diferencia del conocido y generalizado ensayo SPT, que suele dar información mas bien discreta y a intervalos muy espaciados, el CPT es capaz de rendir información más confiable y a intervalos tan pequeños como de 20mm, lo que permite establecer perfiles precisos y evidenciar cambios pequeños que puedan ocurrir entre los estratos de suelos.Ensayo de Penetración de Cono (CPT) 2

No se trata de una nueva tecnología en desarrollo, pues ya cuenta con 80 años desde que fuera utilizado por primera vez en Holanda. Tampoco es un ensayo costoso, pues el tiempo de ensayo relativamente corto, la disponibilidad de equipo ligero y, sobre todo, la calidad de información obtenida, permiten tener una idea más completa del comportamiento de los suelos arenosos y arcillosos de su proyecto.

El primer cono para auscultar suelos fue desarrollado en Holanda en 1932, por P. Barentsen del Departamento de Obras Públicas, mientras que el primer cono con una capacidad de empuje de 10 toneladas fue construido por T. K. Huizinga, el primer director del Laboratorio de Mecánica de Suelos de Delft, Holanda.

Ensayo de Penetración de Cono (CPT) 3

Si bien el cono Holandés tuvo mucha aceptación en estudios de suelos finos en Europa desde alrededor de 1950, éste no adquirió notoriedad en América hasta mediados de los años 70.

En 1975, Tortensson en Suecia y Wissa et al. en Estados Unidos, desarrollaron piezómetros eléctricos para medir presiones de poros durante la penetración y durante pausas en la penetración. Unos años más tarde, en 1981, en la Convención Nacional del ASCE en San Luis Missouri, se organizó una sesión sobre penetración de conos, donde varios autores presentaron resultados de ensayos en los que se había medido la resistencia de punta, la fricción y la presión de poros en forma simultánea.

En el Perú, el primer Cono Holandés Mecánico fue importado y usado en el estudio de suelos del aeropuerto del Cuzco, y años después para la determinación de los parámetros geotécnicos en una presa de relaves (TECPROSA, 1993).

Más recientemente hemos traído a nuestro país una versión electrónica y mejorada del cono Holandés, capaz de medir la resistencia de punta, la fricción lateral y la presión de poros.

Fuente | piezocono.com