El acero es una aleación de carbono y hierro que nos brinda características estructurales impresionantes. Gracias a sus propiedades físicas y mecánicas es que podemos llevar a cabo hoy en día estructuras de una índole relevante. A continuación sus ventajas y desventajas.

.

Ventajas:

Alta resistencia: Su alta resistencia en relación a su peso, permite la elaboración de estructuras ligeras, las cuales sin acero aumentarían drásticamente sus dimensiones. Es esta alta resistencia tanto a compresión como a tracción lo que permite a las vigas obtener una notable resistencia a flexión.

Elasticidad: Su comportamiento es prácticamente linealmente elástico, cumpliendo con la ley de Hooke hasta cierto punto donde los esfuerzos ya son considerables.

Tenacidad: Enorme capacidad de absorción de energía.

Ductilidad: Esta cualidad dota al acero con la capacidad de  deformarse considerablemente antes de entrar a un estado plástico o de rotura. Esta característica permite que los elementos estructurales de hormigón armado avisen su falla mediante agrietamientos.

Reciclable: El acero es reciclable en un 100% además de ser totalmente degradable.

Desventajas:

Corrosión: Este sería el principal inconveniente del acero, y es que cuando se encuentra a la intemperie este se corroe con facilidad, por esto simple se trata de proveerle con un recubrimiento, ya sea de un espesor de hormigón o de algún material dedicado para esto.

Endotérmico: Las estructuras en acero o con partes en acero, propagan fácilmente el calor debido a las propiedades físicas de este material, y en caso de incendio las altas temperaturas se propagarán fácilmente por la estructura haciendo que falle más rápido.

Conclusión:

Estas características componen las ventajas y desventajas primarias del acero, el cual es un material de construcción digno de uso y respeto  ya que debido a este  podemos traer a la realidad grandes ideas de diseño que desafían los límites de ciertos materiales de construcción.